Informe Misionero Cabo Verde

¡El Señor añade a su Iglesia los que han de ser salvos!
En es estos últimos meses hemos visto el respaldo del Señor, en este país como también en nuestra familia. Por la gracia de Dios podemos contar las victorias en la obra de Dios. Tenemos obras establecidas en tres islas: la isla de San Vicente, de Fogo y en Santiago. También se está proyectando la obra en la isla de Santo Antao, donde se realizan cultos una vez por semana. En esta isla hay cuatro personas que se han entregado al Señor y reciben estudios personales cada semana. Magin Nguema Ncogo es el nombre de un hno que vino de Guinea Ecuatorial para una formación en la universidad, estando aquí llegó a la iglesia se entregó al Señor y fue bautizado. El regresó a su país pues trabaja con el gobierno en el ministerio de infraestructuras de Guinea Ecuatorial, antes de viajar establecimos contacto con el Misionero de Guinea, para que siguiera congregandose en la iglesia. El hno fue con una visión de llevarle el evangelio del nombre a todos los miembros del gobierno. ¡Gloria Al Señor! Magin Nguema Ncogo, significa mago pequeño, para eso había sido consagrado desde pequeño, pero el hno dice que su nombre será cambiado por Gedeón por que será un guerrero del Señor.

Por la gracia de Dios en estos últimos meses se bautizaron cinco nuevos hermanos en este país. Uno de la Isla de Fogo, uno de la Isla de San Vicente y tres en la isla de Santiago. Uno a uno, el grano (la palabra de Dios) que se está sembrando comienza a germinar. Oremos siempre para que crezca y de mucho fruto con perseverancia. Creemos que para el 2016, será un año de victoria en este país y estamos persuadidos de esto, que el que comenzó en este país la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. Hermanos y Pastores, hemos sentido y visto el resultado de sus oraciones, porque aunque estamos lejos, estamos unidos y somos un cuerpo en el Señor. Gracias por su respaldo y ofrendas. Al Director de Misiones Extranjeras y demás miembros del honorable consistorio de ancianos, Gracias por su apoyo, confianza y respaldo permanente. Gracias a mi Cristo por darnos el privilegio de servirle en las misiones en este país africano, quien nos enseñó las lenguas de este país para comunicarle a los caboverdianos el Evangel io y fue nues tra compañía permanente, cuando llegó el peligro de muerte El nos libró, cuando llegó el paludismo y el cáncer, El fue nuestro sanador y en la angustia fue nuestro refugio, su respaldo es y será siempre más que extraordinario. A El ¡sea la gloria! Sus servidores;

Javier Moreno Grillo, Martha Lucia Cano y Luis Javier. FAMILIA MISIONERA, EN CABO VERDE ÁFRICA.

Deja un comentario