Reseña Historica

Reseña Historica

La información de esta reseña fue tomada en su alto porcentaje por cuatro hermanos que han pasado por las tres administraciones de los tres misioneros, y alguna información que se tiene del hermano Ricardo Núñez, Estela Mejia, Pedro Tavarez, Juan Lorenzo y Samuel Beard.

Cuenta la Hna. Estela Mejia, que Dios despertó un sentir en el Hno. Ricardo Núñez a través de un sueño, este hermano era pastor activo en Colombia, y se desprendió de todo para venir a la Republica Dominicana, al llegar al país éste inmediatamente empezó su labor hablándoles al pueblo Dominicano del evangelio de Cristo. Dentro de las primeras personas a las cuales el Hno. Núñez se allegó en el país fue a un señor de nombre Santos y a su madre, formándose así un pequeño grupo de simpatizantes que comenzó a escuchar de las grandes maravillas del Señor Jesús. Al tiempo del Hno. Núñez estar predicando la palabra de Dios en el País, le extendió una invitación a un hermano de nombre Rogelio Velásquez, para que viniera al país, a colaborarle con el trabajo evangelistico que había iniciado en el País, quien gustosamente aceptó dicha invitación y vino a colaborarles en esta bonita obra que había ya empezado hacer el señor en la isla.

Luego de varios años la Iglesia que administraba el Hno. Núñez, aumentó en grupo y ya había hermanos bautizados, al ver como la obra del señor en este país estaba en un bonito crecimiento. Fue cuando se decidió por el consistorio enviar formalmente a un misionero a la Republica Dominicana.

 

El consistorio de Ancianos luego de evaluar la situación y de seguir el procedimiento pertinente decidió enviar en el año de 1988 a la Primera Familia Misionera, provenientes de Colombia al hermano Gerardo Vásquez y familia. La Hna. Estela Mejia una simpatizante en ese entonces quien al escuchar que venia una familia misionera provenientes de Colombia, movida por el Señor Jesús fue al Aeropuerto junto a un grupo de hermanos a recibirles, al día siguiente el Hno. Ricardo Núñez, junto a toda su familia se marchó para Colombia, quedando la Familia Misionera a la deriva teniendo que hospedarse en un Hotel, al día siguiente la Hna. Estela fue a la Dominical y se dio cuenta de la situación de que no había un lugar preparado para la estancia de esta familia, al ver esta situación se conmovió y les ofreció su casa (ella no era convertida todavía), en la cual la Familia Vásquez permaneció por espacio de quince (15) días, y a la vez empezaron a realizar los primeros cultos, mientras Dios les ayudaba a conseguir una vivienda rentada. En este espacio de tiempo los hermanos lograron conseguir con la ayuda de la Hna. Estela en un barrio llamado Cachón de la Rubia un lugar para realizar los cultos, allí empezaron su labor Misionera, realizando los cultos y formando al pequeño grupo que habían encontrado, Saliendo así en el año de 1989 el primer creyente bautizado en el Nombre de Jesús por el Hno. Geraldo Vásquez quien fue el Hno. Juan Lorenzo miembro actual de la Iglesia Central quien narra parte de esta historia.

 

En este mismo año se vio la necesidad de trasladarse a otro lugar mas adecuado para realizar los cultos, ya que el antiguo local se encontraba bastante retirado del centro de la ciudad. Al cabo de un tiempo y de estar realizando los cultos tuvieron que volver a mudarse de local ya que el local donde se estaban realizando los cultos se encontraba en muy malas condiciones al punto de que llovía mas “adentro que afuera”, el lugar donde se trasladaron se llama Las Palmas de Alma Rosa, que fue donde la Iglesia del señor en este país tuvo su primera identificación con el nombre “Iglesia del Nombre de Jesús” en el año de 1989, este mismo año llegó a la iglesia el Hno. Pedro Pablo Tavarez, quien se hizo bautizar en el año de 1990, la Hna. Estela quien aun no se había convertido siguió como simpatizante hasta el año de 1992 tiempo en el cual se bautizó, este mismo año se le descubrió un cáncer a través del cual el señor se glorifico grandemente en su vida afirmando así su fe en El. La Hna. Rosa Elena de nacionalidad colombiana y residente en el país, era una de las amistades sociales de la Hna. Estela, quienes dejaron de frecuentarse después de que la Hna. Estela se convirtió al Señor. Después de un tiempo se encontraron por casualidad en un súper mercado donde la Hna. Estela le testificó del gran milagro que el Señor Jesús había realizado en su vida y la Hna. Rosa Elena le comentó que ella también estaba asistiendo a una iglesia trinitaria, entonces la Hna. Estela le invitó a su iglesia y le comentó que los misioneros eran colombianos y se la llevó para un culto a la iglesia bautizándose la Hna. Rosa Elena en el año de 1992. Después de esto hubo un bonito crecimiento en la iglesia del Señor en el país bautizándose un grupo en su mayoría jóvenes, llegando a reunirse aproximadamente 30 personas bautizadas.

 

Este mismo año una joven de nombre Juana Peguero cariñosamente “Juanita” quien se había entregado al Señor Jesús, quien vivía y trabajaba al frente de la iglesia en casa de la Hna. Demetria, quien decidió recomendársela a la familia misionera para librarla de los maltratos que le propiciaba su esposo a dicha joven, esta joven se convirtió en una bendición para la Familia Misionera, ya que les colaboró durante el resto de su estadía en el país en los quehaceres de la casa y también a las siguientes familias misioneras hasta la actualidad. Dios uso grandemente al Hno. Gerardo Vásquez, fundamentando a la iglesia en la doctrina del nombre de Jesús, puesto que aun había hermanos con una mentalidad trinitaria, colaborándole el Hno. Rogelio durante este tiempo en la parte de la predicación. La Hna. Mirey esposa del misionero, empezó un bonito trabajo con las hermanas de la iglesia haciendo cultos de práctica donde les enseñaba cual debía de ser el comportamiento de cada una en el hogar. En este tiempo se comenzó a asistir a un grupo de personas que se reunían en Bonao, a los cuales se les enseñaba la palabra, también surgió un pequeño grupo en un barrio llamado Sabana Perdida, el cual eran administrados por un pastor trinitario de nombre Pimentel, el cual había entendido la doctrina del nombre de Jesús.

 

En el año de 1992 se realizo la Primera Convención, dirigida por el Hno. Gerardo Vásquez, siendo la segunda en el año de 1993.   En el año de 1993 la Familia Misionera, cumplió su periodo de trabajo en el país, y fueron a sus vacaciones a Colombia, enviando el Consistorio al Hno. Mario Valencia y familia a cubrir las vacaciones de la familia Vásquez la cual llegaron al país el día 23 de Diciembre del año 1993, de forma temporal, ya que su propósito era ir de misioneros a Panamá; pero Dios tenia otros planes para la Familia Misionera Valencia, ya que la esposa del Hno. Gerardo Vásquez, estaba enferma complicándose entonces las cosas con el inesperado embarazo de la hermana, motivo por el cual la Familia Valencia Ochoa tuvo que quedarse como Misionero titular de manera permanente en el país para continuar la labor del Señor Jesús en la isla.

 

Durante las vacaciones del Hno. Gerardo Vásquez, el Señor uso grandemente al Hno. Mario Valencia, surgiendo un gran avivamiento en la iglesia, durante el cual el Hno. Pedro Tavarez recibió el Espíritu Santo, siendo así el primer hermano Dominicano en hablar en nuevas lenguas conforme el Espíritu le daba que hablase. Cuando algunos hermanos se dieron cuenta de que la Familia Misionera Vásquez no regresaría y que se quedaría de manera oficial la Familia Valencia Ochoa, esto creó un disgusto en los creyentes inmaduros, que se rebelaron a la administración del Hno. Mario Valencia y comenzaron a buscarle “faltas inexistentes”, hasta el punto de levantarse fuertemente y a veces con violencia en contra de la nueva Familia Misionera, embarcándose dicho grupo en una latente división que atrasaría incluso la obra del Señor en el país. Para colmo de los males en una ocasión el Hno. Mario Valencia acompañado de unos hermanos decidió hacer un viaje misionero a la República de Haití lo que empeoró el disgusto de dichos hermanos rebeldes, transcurriendo así tres (3) meses en esta situación en la iglesia terminando con la primera división de la iglesia en el país para ese entonces la iglesia tenia un grupo de 48 hermanos.

La situación fue tan difícil que se fue a la Justicia humana y que tuvo que intervenir el consistorio de Ancianos de Colombia, el cual tuvo que enviar una comitiva en ese tiempo el Hno. Abelardo Galvis y el Hno. Octavio Valencia, se formó un conflicto muy grande ya que los que se rebelaban contra la administración del Hno. Mario, querían parte del fondo de la iglesia que era entonces veintiocho mil pesos (RD$28,000.00), y los mobiliarios como las bancas y enseres, los hermanos del consistorio aconsejaron que si eso era de Dios permanecerían y sino se desintegrarían, después de este conflicto se entregó el local donde se realizaban los cultos el cual era rentado, como resultado de la entrega del local, los cultos eran realizados en la casa de los hermanos que quedaron al lado de la familia misionera Valencia, y en la casa pastoral, realizándose los cultos en la azotea de la casa pastoral, allí el señor bendijo al pequeño grupo que quedó y se realizaban cultos gloriosos en aquel humilde lugar. Del grupo de 48 bautizados, quedaron ocho (8) que son los siguientes hermanos: Juan Lorenzo, Pedro Tabares, Estela Mejia, Rosa Elena, Gregorio Tapia, Samuel Beard, Luz Núñez, Juanita.

Para el año de 1994 el grupo de hermanos de sabana perdida paso a la administración del Hno. Mario Valencia, dándole un seguimiento constante, siendo el misionero ayudado por su esposa la cual fue de gran ayuda, y algunos hermanos que le colaboraban los días miércoles con el culto y la ida a evangelizar a aquel lugar. El señor comenzó a multiplicar aquel grupito de hermanos, sintiendo el hermano Mario Valencia la necesidad de solicitar la ayuda de un pastor Misionero. En este mismo año la iglesia adquirió una propiedad en un lugar llamado “La Luisa”, la cual fue donada por un hijo de la Hna. Estela, También se adquirió un solar en el lugar de Corporania donado por el Hno. Samuel Beard, donde actualmente existe un salón de predicación y casa pastoral.

 

En el año de 1995 dándole respuesta a la solicitud hecha por el Hno. Mario Valencia, el consistorio de ancianos envía al país el día 6 de septiembre del mismo año, al Hno. José Aldeber Duque, y su esposa Marlene Castaño y sus hijos: Lili Johana y Diego Sebastián; llegaron de la ciudad de Medellín, a la Rep. Dominicana, para ayudar en la obra como pastores misioneros enviados de Colombia, a través de Misiones Extranjeras, cuyo director era en aquella época el Hno. Abelardo Galvis.  Recibido por el Hno. Mario Valencia, Misionero en Rep. Dominicana; fueron establecidos el día 22 de Septiembre en el lugar de Sabana Perdida, al nororiente de la Ciudad de Santo Domingo, donde comenzaron la obra del señor con 4 hermanos ya bautizados y algunos simpatizante en una casa alquilada en la calle H, No.2. Lugar donde Dios se dejaría sentir con gran poder en este sector.

 

Para este mismo primer periodo del Hno. Mario Valencia, se agregaron a la iglesia varios pastores haitianos radicados en el país, diciendo que habían entendido la doctrina del Nombre de Jesús, poniendo a disposición del misionero el grupo que pastoreaban, el Misionero Mario Valencia, comenzó a darles seguimientos a esos pastores, tanto en la parte doctrinal, como en lo económico, al punto de que estos pastores eran tomados en cuenta como pastores de la iglesia a los cuales se les daba una ayuda económica como a los demás pastores dominicanos, estos pastores estaban ubicados uno de Nombre Nicol Martínez en el sector de “Los Guaricados” y administraba un pequeño grupo como de 15 personas bautizadas, este tenia un local de su propiedad donde realizaba los cultos.

 

El segundo Hermano de nombre Marcelo, ubicado en el lugar de “La Caleta”, poseía un pequeño rancho donde realizaba los cultos y reunía a un pequeño grupo de niños; vista la necesidad y carencia económica la iglesia adecuo el lugar ampliándolo, este hermano tuvo el privilegio de asistir en compañía de otro hermano haitiano, al inicio de la obra en Haití a la Convención Nacional Colombiana en el año de 1996, donde recibió del pueblo Colombiano gran ayuda económica y amor fraternal, su estadía fue cubierta por la Directiva Nacional de los Jóvenes.  El tercero estaba ubicado en la parte este del país de nombre “Luisito Luis”, este asistía a dos (2) grupos de hermanos, uno ubicado en la Provincia de San Pedro de Macorís en medio de un cañaveral en un batey de haitianos de nombre “Haití Mejia”, donde se reunían entre 20 y 25 personas. El segundo grupo al cual asistía este se encontraba en la provincia de la Romana en un barrio donde se reunían aproximadamente 10 personas, a este hermano se le construyó en un solar un lugar de predicación y casa pastoral donde el Misionero Mario Valencia y un grupo de hermanos de la capital del país, colaboraron con la mano de obra y en la Romana el terreno donde se encontraba el lugar de predicación fue restaurado por la iglesia y esta misma compró el derecho, para construir en el terreno que se encontraba en la parte trasera del lugar de predicación con miras de construir el templo en este lugar.

 

Estos hermanos eran parte del cuerpo pastoral de la iglesia en la Rep. Dominicana, asistían a las reuniones de pastores y a los programas convocados por el misionero, donde cabe señalar que todos los gastos en los que incurrían eran costeados por la iglesia, al momento de la iglesia entrar en un periodo de crisis económica por la misma situación de crisis del país en la cual las entradas de la iglesia no daban para cubrir los gastos de esta misma; se decidió retirarles la ayuda mensual de manera temporal, estos reaccionaron de manera brusca ya que su corazón estaba puesto en lo material, al punto que dejaron de asistir a las reuniones pastorales y demás actividades convocadas por el misionero. Viendo esta situación el Misionero trató de que estos pastores reconocieran sus faltas, siendo sus esfuerzos en vano, al punto de que dos (2) de ellos decidieron unirse a otros concilios interesados en la ayuda económica que les brindaban, no importando la doctrina que profesaban. Siendo el Hno. Luisito Luis el mas insensible al cuidado y amor que la iglesia le tubo, en el momento que le sucedió un accidente en una motocicleta, la iglesia lo auxilio con todos los gastos, estando al frente el Hno. Aldeber Duque, cuidándolo y llevándolo al hospital hasta su total recuperación. Este se apropió del terreno comprado por la iglesia, no reconociendo el derecho de propiedad que la iglesia tenia sobre ese solar. Cabe resaltar que los grupos que estos pastoreaban eran en un 95 % haitiano, motivos por el cual la iglesia no les crecía, ya que sus cultos eran hechos en el idioma Creol.

 

En el año de 1996 todavía no se tenía un lugar de predicación donde se pudieran reunir los hermanos de la iglesia central, para esa fecha el Hno. Samuel Beard, había adquirido una edificación con un buen solar en una avenida principal y céntrica del país, en la Av. Las Ameritas, la cual prestó a la iglesia para que la acondicionaran para realizar los cultos, hasta tanto la iglesia tuviera su propio local, siendo así se acondiciono el lugar el cual era una casa de familia, abriéndose las puertas de la iglesia central en este lugar, para esta fecha nos visitó para el programa pro recepción del Espíritu Santo el hermano Gerardo Murillo, el cual fue de mucha bendición, en este mismo año la iglesia fue incorporada la iglesia a la personería jurídica bajo el nombre de “Iglesia Pentecostal Unida Latinoamericana”. Nombre con el cual actualmente se encuentra como razón social. Después de un tiempo de estar realizando los cultos en este lugar el hermano Samuel Beard, cedió su derecho de propiedad a la iglesia por el mismo valor que había adquirido la propiedad, a fines de que en este lugar funcionara la iglesia central en la Rep. Dominicana. El local está ubicado en la avenida principal de la capital, llamada avenida las América. Cabe resaltar del hermano Samuel Beard, como el Señor lo llamó a sus pies, un hombre que el pecado y los demonios lo tenías bajo su dominio, el, cuenta que un día llegó un hermano con este mensaje, y lo complació en ir al culto, acostumbrado a ir a esos sitios de dominio satánica, como eran los brujos. Pero el cuando asistió le gusto, que siguió asistiendo y es cuando le dieron seguimiento, hasta que EL Señor lo libertó; llegó con toda su familia, no tenia paz, aunque tenia bienes y poseía los vehículos del año, estaba necesitando la intervención del cielo. EL hermano Samuel y su esposa, han sido de mucha bendición para la obra en Republica Dominicana, se dedican al evangelismo, y seguimiento de las personas que necesitan del Señor, y en su vehiculo de manera incondicional lo ponen al servicio del Señor, llevando almas a la Iglesia, aman eso.

 

Los hermanos tuvieron el privilegio de ir a las convenciones en Colombia en el 1997, con toda su familia, donde EL Señor bautizo con el Espíritu Santo a los esposos Beard. Sus hijos que están en la iglesia Samuel Beard Núñez, Nelly, Manolo y Juan de Jesús.  En los Primeros Años del Hno. Mario Valencia vino al país, por motivos de trabajo un hermano de Colombia a la Provincia de Barahona ubicada en la parte sur del país, este se puso en contacto con el misionero para ser visitado, el hermano alquiló una pequeña marquesina (Garaje), la cual acondicionó con bancos y un pequeño pulpito donde comenzó a predicar la palabra al momento de terminarse su contrato de trabajo se marchó entregando el lugar de predicación.  Las convenciones en el país se comenzaron a realizar en el año de 1992 y desde entonces se han venido realizando cada año, teniendo la oportunidad de tener visitas desde Colombia y Estados Unidos, entre ellas en el año 1996, tuvimos la oportunidad de tener la visita del Hno. Eliseo Duartes.

 

En los años siguientes del primer periodo del Hno. Mario Valencia, no se abrieron obras nuevas, sino que se comenzó a doctrinal en los lugares que ya teníamos y se empezaron a realizar programas de avivamiento tales como el Campamento de Jóvenes, idea concretada por el Hno. Ilber Astaiza, Semana de la Familia y programa pro-recepción del Espitiru Santo.  EL hermano Ilber Astaiza, quien es colombiano llega el 16 de abril de 1996, bautizado por el hermano Octavio Loaiza en el departamento del Cauca, decide visitar a la familia Valencia, con quien se conocía desde Cali en la iglesia San Judas. Quedándose definitivamente, sirve como presidente de jóvenes y luego sale de obrero para Mendoza, que después se ubicaría la obra en Corporania, tiempo en que contrae matrimonio con la hermana Dominicana Yanilda Elizabeth, quien deja unos seis bautizado y es trasladado luego de unos años a la ciudad de Puerto plata.  En el año de 1997 el Hno. José Aldeber Duque, pastor misionero visito una familia de apellido “Garó” en la ciudad de Puerto Plata, provincia turística ubicada en la parte norte del país, familia que comenzó a simpatizar, dándose así inicio al trabajo y visitación continua de Puerto Plata, donde surgió el primer grupo de hermanos (8 hermanos bautizados), y un bello numero de simpatizante y mas tarde se oficializo la obra del señor en este lugar.

 

También en este año en el mes de Abril la esposa del pastor misionero José Aldeber Duque dio a luz a su tercer hijo al cual llamaron “Jonathan Andrés”, el cual ha sido de gran bendición para toda su familia.  Para el año de 1998 la iglesia adquirió un solar en la calle Principal No.2 (Sector el Milloncito Sabana Perdida), donde se inicio la construcción del templo y la casa pastoral, donde más tarde, se trasladaría el hermano José Aldeber con su familia a vivir y a predicar. En este lugar funciona la iglesia hasta el día de hoy.  En el año de 1999 llegó a la iglesia la Hna. Mercedes Ferreras, el cual seria la persona que Dios usaría para llevar el evangelio a Azua Provincia ubicada en la parte sur del país, empezando a realizar reuniones de niños, llegando a reunir hasta mas de 35 niños el cual escuchaban las enseñanzas de la hermana, los días miércoles iba un grupo de la iglesia central a realizar los cultos en una pequeña galería que prestaba un familiar de la Hna. Mercedes el cual tiempo después se hizo bautizar en el nombre del Señor Jesús, después de un tiempo de estar predicando la palabra quedó a cargo de hacer las reuniones con los niños celebrándose una escuela bíblica vacacional en este lugar.

 

Durante este tiempo el Hno. Aldeber Duque también comenzó a visitar la ciudad de Moca y mas tarde la ciudad de Santiago, celebrándose así los primeros cultos allí y la visitación de algunos simpatizantes.  Para este tiempo el hermano José Aldeber, evangelizó y se ganó para el Señor un Joven de nombre Rafael Rincón, quien se bautizó el 27 de febrero de 1998 quien comenzó a servir en la directiva de los jóvenes, en el año 2000 se casó con la joven Wendy Dorejo, y en el 2001 saldría al lugar de Mata bonita en Nagua, a servir como obrero, quien trabajó por espacio de cinco años, luego que fuera trasladado para Corporania en el 2006, donde actualmente trabaja.  Para este tiempo llegaron de visita desde Colombia del hermano Presidente Reinel Galvis y el hermano Leonel Monrroy, los cuales fueron de gran bendición en esos días para la Iglesia en Dominicana.  En esta Iglesia de Corporania en la administración del hermano Dionisio Bautista, se preparó unos jóvenes dispuestos al servicio de Dios. EL hermano Dionisio, pertenecía a otra organización del nombre siendo militar, estando en la provincia de Nagua, expresamente en Mata Bonita, el hermano Mario se encontró con este joven ya estando casado, con buenos principios y animo de servicio quien se le hizo un seguimiento, luego de un tiempo lo dejaron como obrero en Mata Bonita, quien fuera el primer obrero en Mata Bonita. Después de unos años es trasladado a la Iglesia en Corporania.

 

Para este mismo periodo por traslado laboral de su esposo se radicó en la ciudad de Fantino Provincia Cotui, la Hna. Mary de Rodrigues, una fiel creyente de la iglesia central, causa por la cual el Misionero Mario Valencia le daba asistencia, lugar donde Dios comenzaría su obra en la parte noreste del país (Fantino); allí se reunía un grupo de personas en la casa de una joven de nombre Wendy, la cual tiempo después fue bautizada en el nombre de Jesús. Después de varios años de radicada en este lugar la Hna. Mary de Rodríguez se vuelve a trasladar hacia la provincia de Cotui, esto haría que el recorrido que realizaba el Hno. Mario Valencia junto a un grupo de hermanos tuviera que dividirse en dos grupos para realizar mejor el trabajo evangelistico en estos dos lugares, un grupo se quedaba donde la recién bautizada hermana Wendy, donde se evangelizaba el sector y hacían los cultos, esto mismo ocurría con el otro grupo que seguía hasta la casa de la Hna. Mary de Rodríguez, luego de varios años de estarse realizando los cultos en estos lugares vinieron al país de los Estados Unidos un grupo de hermanos el cual eran nativos del paraje Ranchito, Provincia La Vega lugar que se encuentra a escasos kilómetros de Fantino, estos manifestaron el deseo de que se asistieran a sus familiares llevándoles el evangelio, así comenzó la obra del señor en este lugar siendo el recorrido misionero de los días miércoles mas extenso, teniendo que hacer tres paradas en Cotui, Fantino y Ranchito.

 

Viendo como el señor hacia crecer su obra en estos lugares se decidió sacar a la obra a un joven proveniente de la iglesia de Corporania de nombre Rubén Alcántara, hermano de sangre de la Hna. Yanilda de Astaiza, esposa del pastor Colombiano Ilber Astaiza, este era un joven que había llegado a los pies del señor a través de esta pareja de esposo, quienes lo iniciaron en sus primeros pasos en la vida cristiana, hasta ser bautizado. Luego del traslado de los esposos Astaiza este siguió asistiendo a la iglesia de Corporania, siendo un joven fiel y de buen testimonio, que gozaba de la confianza y apoyo de su pastor en ese entonces el Hno. Dionisio Bautista, quien lo recomendó ante el Hno. Mario Valencia, quedando al frente de la obra en los tres lugares anteriormente mencionados.

 

En estos años El Señor comenzó a llamar a varias personas entre ellas en Corporania al el hermano Miguel Salas, José Luís Núñez, Karina, Licelot (Estudiante de medicina) jóvenes que serian una bendición para la iglesia, el hermano Miguel Salas a mediado del 2006 es nombrado pastor asistente del misionero, que luego al año siguiente lo ubicaron en San Cristóbal. En sabana perdida, el señor llamó a unos jóvenes como algunas hermanas dispuesta para el servicio abnegado como es la hermana Lourdes. Las hermanas Garó (Esmirna, Berenice, Bethel), familia que fueron llegando a la iglesia por sus hijos en especial la niña Nairobi (fallecida en el accidente en el 2007) y Arabella, de Colombia viene a vivir acá la hermana Omaira (hermana de la hermana Marlene de Duque), joven que se dedico a trabajar fuertemente y a ganar muchos jóvenes para el Señor. En la administración del hermano Aldeber, llega desde Colombia el hermano Ricardo Londoño y familia que ha sido de bendición para la obra aquí en el país, la hermana Mariela esposa del hermano Ricardo partió para estar con el Señor unos años después. Ya con la administración del hermano Ilber vienen de Colombia una familia de la ciudad de Bogotá, Hermano William Ovalle y Familia, del ecuador viene el hermano Colombiano Wellington Londoño (hijo del hermano Ricardo) y su esposa Yesenia Hidalgo (Ecuatoriana) a reforzar el trabajo en Sabana. Ya Para este tiempo la hermana Esmirna está asistiendo en la central, la hermana Berenice en san Cristóbal.

 

También llega un joven desde Ecuador pero colombiano Reinaldo Astaiza (hermano del pastor Ilber). En la iglesia Central el Señor llama a muchos hermanos entre ellos al hermano Bernardo Pérez y familia, años después el hermano le dio una trombosis, pero el señor lo sanó. El hermano Bernardo fue presidente de jóvenes por varios años, cargo que luego en el 2005 le entregó a Mario Fernando (hijo del misionero), El señor llamó a una mujer, muy espiritual la hermana virginia, que con su ejemplo, paciencia , dedicación ha podido llevar a sus hijos y sobrinas al Señor, llegando ellos muy niños, y ahora que son adultos ellos actualmente le sirven al señor en diferentes directivas y en la música los hijos de la hermana virginia son: Junior , Wander , Melisa y Chamel. Sus sobrinas Masiel Hernández y Pamela.

 

La hermana Fior Daliza Natera, es una hermana que llegó a la iglesia en ese tiempo y que fuera de gran ayuda en el trabajo con las dorcas y los niños, también llegó sus hijas y su madre la hermana Rosa de la Rosa. También ha llegado a la Iglesia Alberto Hernández, llegan después muchas hermanas entre ellas la hermana Graciela Hernández y su querida madre, Regla, quien dice que llegó a la iglesia porque tenia sed de Dios, y alguien le había dado un folleto en una tarde de evangelismo y ella lo guardó, cuando quisieron buscar una iglesia la hermana vio el folleto con la dirección, entonces se dirigieron a la iglesia y desde entonces están en la iglesia, otras personas que llegaron a la iglesia: Cruz Maria, Reina, Idalia, Antonia, la hna. Julia, quien el Señor sanó de cáncer, y sus hijos Joel y Benjamín, Ita, Altagracia, Mary Pérez, Francy, Estenio, Dominga e hijos (Saira, Dilenny y José Enrique), Edward Liriano, Yeimy Vargas, quien el Señor hizo una obra maravillosa la sanó de un cancer, Mercedes Rodríguez, Eduard Tapia, Manuel Polanco, Nancy, Cady (La hermana Mercedes Ferrera quien estaba prestándole un servicio de su profesión, comienza hablarle del nombre, ya que la hermana cady asistía a una iglesia trinitaria, oremos por su esposo Rafael Miolán, quien es colaborador pero no ha dado su paso de obediencia) ya recientemente el hermano Félix, Vicente (Economista), su esposa Maribel, (Administradora) e hijos y su suegra Maria, Alfredo (Militar), Guillermo Jiménez y familia, Maria Antonia, Altagracia (Esta hermana había recorrido muchas iglesias buscando la verdad, y ya detuvo su andanza porque encontró la gran verdad, Jesucristo) Juana Montás, Niurka (administradora de empresas) e hijos, Rosaura (Colombiana) y su hijo Diego, Pabel, su esposa Areli. Brenda.

 

En Puerto Plata cabe resaltar los nombres de algunos de los hermanos. La hermana Noemí Garó y sus hijos, la hermana Ana y sus hijos, luego su esposo, el hermano Henry López luego su Mamá, su hermano Carlos, quien se dedica a la música es el que toca el piano. EL hermano Henry quien está postulado para la obra, la hermana Griselda, Jenny, Rocío, Maritza y muchos hermanos más en puerto plata que El Señor ha llamado y son de mucha bendición para la Iglesia en ese lugar. En Ranchito llega una familia que se bautiza son ellos Samuel, Ester, Jerónimo y Joani. El esposo de la hermana Ester el hermano Miguel se entrego en EEUU, y asiste allá, lo mismo que muchos hermanos de Ranchito pero que viven en EE UU. La hermana Rosa de la Vega, es una hermana que desarrolla una buena labor con la ejecución del templo en Ranchito, y es un pilar fundamental para la obra en la Vega.

 

Fue para finales del año 2005 que el consistorio decidiera el cambio de misioneros.  El 5 de diciembre de ese mismo año el hermano Reinel Galvis, director de misiones extranjeras le comunicó personalmente al hermano Reinel Ruiz, en el asamblea de oficiales en un lugar campestre en la afueras de Medellín la decisión del consistorio en que fuera a Republica Dominicana; ya para esos mismos días el Consistorio, en el mismo lugar se le hizo la entrevista al hermano Reinel Ruiz. EL hermano Reinel comenta: La obra misionera para mi siempre fue un reto, desde mi infancia en la iglesia, cuando se hacia énfasis en la obra misionera le encantaba y admiraba a esos hombres que estaban en Perú, Argentina, España, dice creo que ya Ecuador tenia la autonomía, pero eran pocos en ese entonces, se ayunaba todos los domingos misioneros, en los cultos de la juventud se oraba y se recordaba a los misioneros, una vez que fuera presidente le ponía todas las ganas a los cultos GPC, y a los misioneros que en esa época era apenas uno, el final de año. Y recuerda que siempre colectaban muy buenas ofrendas, pero nunca se le cruzó por su mente el estar en la obra misionera. Una vez que entra al ministerio en el año 1991, el hermano Clodomiro Lobo quien lo promueve y lo envía a la obra, pastor de quien aprendió mucho, y a quien aprecia dice, en especial la manera de administrar. Salio para el lugar rural de la serranía del perijá llamado Bajo Sicarare.

 

Ahí estuvo por espacio de tres años, estando soltero, estando ahí en 1993 contrae matrimonio con la joven de la iglesia de la Nieves en Barranquilla, Alina Vargas, ceremonia echa por el hermano Portolatino Hernández. Para el año 1994 lo trasladan para el lugar de Sierra de Candela, ya es trasladado para Bosconia (cesar) en 1999, donde desempeña el cargo de líder titular de los jóvenes, en el 2002 es nombrado Secretario Nacional de los jóvenes, al año siguiente es trasladado para la iglesia central de Cienaga (Magdalena), quien es elegido como secretario del distrito 17 (oficial) hasta el día en que lo despidieron para estar hoy en Republica Dominicana. EL hermano Reinel, desde su niñez ha estado en la iglesia, desde que tiene uso de razón relata, lo que ha visto es cortinas, banca, pulpito, timba, cajas. Guira, maracas, acordeón, guitarra; y lo que ha oídos son coros, himnos que alaban el nombre del Señor. Fue bautizado por el pastor difunto Eloy Solano. Nació, creció, tanto físicamente y espiritualmente en Codazzi Cesar, hijo del ya fallecido hermano Vignel Ruiz y Temilda Pérez, tiene ocho hermanos mas. Ha tomado el perfil de muchos pastores que han pasado por su vida, y que fueron pastores en Codazzi (Cesar) ellos son: Marco Tulio Marín, Filadelfo Frías (de quien aprendió esa manera de exponer la palabra con claridad y autoridad), Rafael Benavides (pastor que le enseñó la paciencia de lo que es un verdadero pastor, estar pendiente de la ovejas), y Clodomiro lobo. Ya cuando estuvo en la ciudad de Cartagena estudiando estuvieron a su lado Ricardo Barrio (de quien aprendió el dinamismo) y Ester Parra. Luego de un tiempo llegó a la iglesia de Amberes del interior del país, el hermano Enrique Díaz, quien llegó a ser presidente de jóvenes, con quien pudo dar su primer mensaje en un culto de práctica.

 

Es el 8 de marzo de 2006, que la nueva familia misionera sale desde la ciudad de Cartagena a las 4:30 PM para la ciudad de Panamá, y de ahí a Santo Domingo, ciudad a la que arribamos a las 11:30 PM hora local, en el aeropuerto internacional de las América. Había una cantidad de hermanos y pastores dándoles la bienvenida a esta nueva misión.  A partir de ese momento comenzaron una agenda apretada por los misioneros valencia, llevándolos a diferentes lugares, a la frontera con Haití, para encontrarse con La familia misionera de Haití Velásquez. El hermano Mario Valencia y familia parten para Colombia el 25 de marzo, desde el aeropuerto internacional de Punta Cana, fue despedido por un gran grupo de hermanos y amigos de la iglesia, a pesar que distaba a más de tres hora de Santo Domingo.  Ya en esta nueva vigencia, Con la nueva familia misionera, se han vivido muchas experiencias. Algo anecdótico cuenta el hermano Reinel, una vez que regresaron al país de Colombia la familia valencia, el salió en su vehiculo el día 26 al supermercado, que el hermano Mario lo llevó días anteriores, el pensó es fácil, y salio luego, y no sabia como regresar a la casa, estaba perdido en la ciudad, pero comenzó a preguntar y lo fueron sacando hasta que apareció al frente de la casa, ahora se ríe cuando pasa por los mismos sitios donde el pasaba perdido.

 

Las visitas de parte del hermano Presidente de la Ipuc. En el mes de Marzo de 2006, el hermano Álvaro Torres (presidente de nuestra iglesia) junto con su esposa Mariela, nos honró con su presencia visitándonos, y enseñándonos la palabra con toda la iglesia en cuatro ocasiones, y tuvo charlas con los pastores y aspirantes en dos ocasiones, su visita fue de mucha bendición como de mucha claridad en algunos puntos doctrinales. También se hizo formalmente la posesión de la nueva familia misionera para la fecha.  Con motivo de los nuevos hermanos entregarse al Señor, las puertas se han abierto para la parte norte del país, la hermana Rosa Espino, quien en el 2006 el misionero Reinel Ruiz, bautizó, se ha podido avanzar hasta Samaná, las terrenas lugar turístico, La hermana en mención duró mas de veinte años en el trinitarismo, quien fue visitada y evangelizada por los esposos Beard Núñez, se le dedicaron hasta que ella entendió el mensaje del nombre. En estos últimos años se ha visto como Dios se esta manifestando, la hermana Yeimi Vargas, quien fuera victima de un cáncer, El Señor la sanó. Para este año el señor permitió bautizar un grupo de 32 hermanos dominicanos. La convención que se venia celebrando en un lugar al lado de la iglesia central, ya para este año se consiguió alquilado un lugar especial como un coliseo, lo que se llama acá pabellón, donde se practica la Halterofilia. Para esta ocasión nos visitó el hermano Reinel Galvis, director de misiones extranjeras, quien se quedó con nosotros varios días compartiendo la palabra del Señor, y fuera de mucha bendición. Para este año También se celebró la asamblea de pastores.

 

Se comenta el paso a la eternidad de la primera joven de la iglesia en Republica dominicana, yo diría el primer fruto que estaba maduro para el Señor, Nairobi Batista, joven de 18 años que estudiaba en la universidad psicología, esa noche del 20 de marzo de 2007 cuando el hermano misionero como de costumbre acercaba a sus casa algunos hermanos, era un martes después del culto de Dorcas y Caballeros, el hermano Reinel aparte de su familia había montado a ocho hermanos, cinco de los cuales ya había dejado en sus hogares.  A una cuadra de la casa de la hermana Esmirna Garó (mamá de la occisa) Sucedió la colisión cuando otra camioneta no hizo el pare debido en una intersección, chocando así con la camioneta del misionero quien venia con su familia, su esposa y su hijo menor venían en el asiento de atrás dentro de la cabina, atrás venia los dos hijos mayores del misionero, la hermana Esmirna, su hija (fallecida) y su hijo, los cuales fueron lanzados lejos, provocando así la muerte de Nairobi. Momentos muy difíciles, ver en la misma clínica a todos heridos y occisa, eso ha sido el momento mas difícil para mi, dice el hermano Reinel, cuando por su mente se cruzan una serie de pensamientos, y mirar a sus hijos que no responden no es fácil; pero fue en esos momento y de ahí en adelante que pudo ver como hay una iglesia tan especial, que estaban orando por ellos, mirar que de muchas partes del mundo, y en especial de Colombia había una iglesia preocupados por ellos, es cuando uno se da cuenta que no está solo, como el consistorio por medio de misiones extranjeras y su presidente estaban pendiente de lo sucedido, cada hermano que nos llamaban, pastores, misioneros.

 

El hermano Tobías al día siguiente ya estaba en Santo Domingo, poniéndose al frente de lo sucedido, ya que en esos días el hermano Aldeber se encontraba en Colombia, por causa del fallecimiento de su padre. Así fueron pasando los meses, superando el accidente, y los hermanos con sus vehículos estaban al tanto, ya que había quedado el vehiculo destruido, el hermano Samuel, la hermana Cady, el hermano Ricardo, el hermano Juan Lorenzo y el Pastor Ilber, ellos con sus vehículos fueron una ayuda, en estos meses hasta que el Señor le regaló al misionero un nuevo vehiculo.  Ya la obra en el Cibao (como nosotros en Colombia decir en el interior del país), ha ido incrementándose con la predicación del evangelio.  Santiago, la segunda ciudad del país nos daba tanto dolor pasar por ahí cuando íbamos a Puerto Plata, y no tener obra establecida. Para este mismo año el Señor nos concedió el privilegio de ubicar a la familia Duque en la ciudad, el trabajo ha sido fuerte comenta el hermano Aldeber Duque, pero se están viendo los resultados.

 

 

En ranchito en la actualidad se esta terminando la construcción del Templo cuya construcción ha sido en su totalidad por los hermanos de la iglesia en Mahattan, EEUU. EL hermano Géner puente, pastor, ha sido un pilar para este proyecto, ya hay un grupo de bautizado. En el lugar de Jima bajo, se esta predicando se ha tenido cultos maravillosos, y también reuniones de pareja. En Rincón, otro lugar de esta misma provincia, se abrieron las puertas para la predicación.  Precisamente en Villa Tapia, se esta predicando gracias a que El señor llamó a una familia completa, que ya bautizamos también, al hermano Guillermo Jiménez y familia, quien se ha entregado con esa visión de su familia, y se le ha ido anunciando la palabra del Señor en dicho lugar.

 

Para el mes de Mayo llegaron al país de visita los padres del hermano Reinel Ruiz, los cuales fueron de gran bendición, fecha en que vería a su padre por última vez aquí en esta tierra, ya que su fallecimiento se produjo al año siguiente en el mes de marzo, en la ciudad de Cartagena.  Para el mes de junio, Dios permitió que el misionero bautizara un grupo de hermanos, entre ellos estaba su hijo Reinel David de 13 años, así mismo al hermano Alfredo Ureña, quien es un milagro, ya que a el lo dieron muerto, y lo llevaron a la morgue y lo dejaron ahí, pero el Señor que es tan bueno lo sacó de ese sitio con vida. Su compañero que venia en el vehiculo quedo muerto ahí mismo en el lugar del accidente, hoy nuestro hermano testifica que vive es por la pura misericordia de Dios. EL hermano Alfredo es un militar, con el rango de teniente.  Para este mes de junio de 2007, San Cristóbal, una ciudad cerca de la capital, precisamente en Moscú, se estableció un nuevo obrero el hermano Miguel Salas. La obra del señor comenzó en este lugar al trasladarse la Hna. Juana Chalas y su hijo Estenio desde Corporania hasta este lugar por razones económicas, y allí comenzaron a testificar a sus vecinos del señor, recibiendo la visita semanal del hermano Mario Valencia y de un grupo de hermanos quienes venían a realizar cultos. Luego se envía a varios lideres para que asistieran a San Cristóbal, donde se adquirió una propiedad.

 

Para el mes de agosto, Contamos con la visita del hermano Vicente Arango, director de misiones extranjera, quien con sus consejos fue de mucha bendición para el pueblo dominicano, como así también para todo el pastoreado. Quien de aquí el misionero, el hermano Aldeber y el pastor Rafael Rincón acompañaron al hermano Vicente a la republica de Haití, hicieron la travesía por tierra en el vehiculo del hermano Reinel Ruiz, para estar en la convención en Haití.  Queremos resaltar el campamento nacional que se llevó a cabo en la finca del hermano Samuel Beard en los tres brazos, donde tuvimos la visita del hermano Tobías Velásquez y familia, compartiendo la palabra del Señor.  Recordando que ya para este tiempo desde junio en adelante es época ciclónica, y para el mes de octubre a finales, el huracán Noel, por su paso por la isla, produjo mucho daño, y muchas muerte también. Tiempo en que teníamos nuestra convención programada para principio de noviembre, en la cual se llevó a cabo, en esas condiciones y El Señor nos respaldo con su poder, contamos con la visita de nuestro hermano Aquerles Ascanio, quien fue una gran bendición con sus canciones y el compartir la palabra del Señor.

 

Mensualmente se celebraron reuniones de pastores, para la formación e información del trabajo. Se pudo nombrar para este año una directiva más a nivel nacional, la de evangelismo. Para este año 2007 los jóvenes estuvieron a nivel nacional integrado por los pastores Rafael Rincón (Presidente); Rubén Alcántara (tesorero) y Miguel Salas (Secretario); las dorcas Yanilda Alcántara (presidenta), esposa del pastor Ilber; Alina Vargas (Secretaria) y Maria Elena de Bautista (tesorera), esposa del pastor Dionisio; Evangelismo, el hermano Aldeber Duque (Director); Samuel Beard M. (Tesorero) y Dionisio Bautista (secretario); Escuela Dominical Marlene de Duque (Directora), Wendy de Alcántara (secretaria) y Wendy de Rincón (Tesorera)la junta nacional estaba integrada por Reinel Ruiz (presidente), Alina Vargas (Secretaria), Ilber Astaiza (Tesorero) y Pedro Tavares (vocal).

 

Para el 2008 se inicio con un programa de ayuno y oración, buscando la dirección del Señor para el nuevo año, donde el Señor nos bendijo grandemente. Para este año se hicieron nuevos nombramientos, agregando una directiva mas como lo es de intercesión. Quedando así: Junta Nacional Reinel Ruiz (Presidente), Alina Vargas (Secretaria), Aldeber Duque (Tesorero), Dionisio Bautista (vocal) y Pedro Tabares (vocal); Dorcas Alina Vargas (presidenta), Marlene de Duque (secretaria) y Maria Elena de Bautista (tesorera); Jóvenes Ilber Astaiza (Presidente), Rafael rincón (Secretario) y Rubén Alcántara (Tesorero); Escuela Dominical: Marlene de Duque (Directora), Wendy de Rincón (Secretaria) y Wendy de Alcántara (tesorera); Evangelismo Aldeber Duque (Director), Dionisio Bautista (Secretario) y Samuel Beard (Tesorero); intercesión Yanilda de Astaiza (directora), Esmirna Garó (Secretaria) y Miguel Salas (Tesorero)